Los peligros de una liposucción

Los peligros de una liposucción

La liposucción es sin duda un método más que atrayente para eliminar todas esas adiposidades que se forman en nuestro cuerpo. Existe un momento en el que es imposible quitarlo por más ejercicio y dieta que se realice. Es allí cuando una persona se plantea el hecho de poder someterse a una operación de liposucción.

Los métodos de este procedimiento son varios, ya que existe la liposucción manual en la que se somete a la persona a la eliminación de la grasa a través de un proceso quirúrgico en el que se va drenando el interior de los tejidos de la piel. Otro de los métodos más utilizados en los últimos tiempos es la liposucción láser o de ultrasonido. Esta tiene varias ventajas ya que no necesita anestesia debido a que sólo se coloca en el tejido de la piel tratada, lo que evita definitivamente que se tenga que pasar por una cirugía en la que se expone la piel a consecuencias mayores.

Posibles peligros en una operación de liposucción

Los peligros de una liposuccion son varios. En primer lugar se puede llegar a realizar todo tipo de lesiones en los tejidos de la piel. Si esta no se trata de buena manera y la cirugía estética no es realizada por un buen profesional, se pueden sufrir daños en los nervios, así como también mucha hinchazón. Es por eso que los tratamientos postoperatorios son tan importantes, porque son los que harán que la piel vuelva a su estado normal y que no se encuentre con ningún tipo de consecuencia inesperada. Por otro lado, también es posible sufrir algún tipo de hemorragias o coágulos en la sangre.

Una buena clínica y un buen profesional de la cirugía estética le avisará de los peligros de una liposuccion y de los cuidados que tendrá que hacer una vez que haya terminado la operación, tanto si se hace con láser como si se realiza de forma manual. Si no lo hace, desconfíe de ellos porque no estarán dándole la información completa que usted necesita.

Otro de los peligros de una liposucción son la necrosis de la piel, que se puede dar por encima de donde se realizó la extracción de grasa. Esta consecuencia es bastante grave ya que podría llevar incluso a la muerte. Los desequilibrios de líquidos así como también las infecciones pueden ser otras consecuencias derivadas de someterse a una liposucción.

Si sufre enfermedades cardíacas, diabetes o presión arterial, los cuidados deberán ser mayores y quedará en manos del especialista decidir si hacer la liposucción o no. Recuerde, la última decisión siempre la tomará el médico ya que es el profesional que le va a operar.

Antonio Delgado

Sobre Antonio Delgado

Cirujano Plástico, Estético y Reparador. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista vía MIR en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Pertenezco a la SECPRE y a la SEMAL.