Áreas de tratamiento de la liposucción

Áreas de tratamiento de la liposucción

La operación de liposucción es a día de hoy una de las operaciones más famosas a la que se someten los pacientes. Si bien es cierto que la operación principal se realiza en la zona del abdomen, hay otras áreas de nuestro cuerpo en las cuáles también podemos aplicar esta intervención. Los muslos, las caderas o los glúteos son otras zonas donde se puede realizar esta operación.

Abdomen

El abdomen es el área del cuerpo más común a tratar con una liposucción, tanto en hombres como en mujeres. Los factores que influyen en el éxito de una liposucción abdominal dependen de la cantidad y la ubicación de la grasa abdominal, el historial clínico de aumento de peso y pérdida de peso, así como los antecedentes de embarazo, la edad y el sexo del paciente.

Caras internas de los muslos

En una liposucción realizada en las caras internas de los muslos anteriores prima, ante todo, conseguir formas suaves y bien contorneadas. Salvo casos muy severos, la extracción de la mayor parte de grasa de la epidermis no es el objetivo final. De hecho si existe un exceso de tratamiento con liposucción en los muslos, estos pueden quedar dañados para siempre.

Caras externas de los muslos y caderas

La grasa tiende a acumularse en muslos y caderas. Esto está determinado, en gran medida, por la genética heredada, así como los hábitos de vida poco saludables. Para muchas mujeres, la liposucción de muslos y caderas significa que se sentirán mejor consigo mismas y recuperarán la figura. También es importante destacar que una liposucción suele mejorar la autoestima de muchas mujeres.

Brazos

La liposucción tumescente de los brazos es otra de las técnicas más solicitadas. Para una correcta extracción de la grasa se utilizan hasta cinco micro cánulas, evitando así que queden marcas o cicatrices. Es una de las intervenciones más sencillas y de las que más satisfacción suele brindar a las personas que se someten a este tratamiento.

Mamas

También se realiza por medio de liposucción tumescente, y suele ser de las más demandadas entre las mujeres que sufren por tener los pechos demasiado grandes, lo que provoca dolores en áreas de la espalda. La operación se realiza con anestesia local. Es relativamente sencilla y además de mejorar la figura, otra de sus ventajas es que, tras la operación, los dolores de espalda suelen remitir.

Glúteos

El objetivo de la liposucción tumescente de las nalgas suele ser el querer tener un trasero uniforme, liso, con una reducción de tamaño apropiada, y un volumen óptimo. En este caso los cirujanos debe esforzarse por lograr la simetría y evitar la excesiva eliminación de grasa.

Estas son solo algunas de las áreas de tratamiento de la liposucción, generalmente, las más demandadas por las mujeres. Es conveniente que antes de someterse a cualquier intervención, se consulte con calma con un médico de cabecera, puesto que, aunque la liposucción sea algo muy habitual a día de hoy, es necesario, ante todo cuidar de nuestra salud.

Antonio Delgado

Sobre Antonio Delgado

Cirujano Plástico, Estético y Reparador. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista vía MIR en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Pertenezco a la SECPRE y a la SEMAL.