Clínicas de cirugía estética | BuscaEstética

Todo el mundo quiere verse bien de figura, por eso las dietas tienen tanto éxito. La presión de la sociedad hace que haya un estereotipo de físico en el que queremos encajar y estar a la altura de ello. Aunque las dietas no son milagrosas dan sus efectos, pero llega un momento que la grasa acumulada es imposible de quitar con dietas. Es allí donde entra la liposucción como técnica estética para mejorar la figura.

A lo largo de los años, las técnicas de liposucción han ido variando y avanzando acorde a las investigaciones de los cirujanos estéticos. El fin siempre es lograr resultados rápidos e indoloros para el paciente. Las primeras técnicas de liposucción que se aplicaban eran muy dolorosas y dejaban muchas marcas en los pacientes haciendo que el postoperatorio fuera muy largo.

lipoescultura

Este tipo de operación hace referencia a una cirugía estética que permite remodelar la figura al quitar la grasa sobrante en una zona del cuerpo. Actualmente hay diferentes procedimientos como pueden ser el método tradicional, la liposucción láser (o lipoláser), la lipoescultura, la liposucción ultrasónica etc.

La liposucción láser

La liposucción laser (o lipoláser) se basa en el uso del laser de diodo para zonas del cuerpo específicas que tienen acumulada grasa y que no se puede eliminar de ninguna otra manera. El láser actúa sobre el tejido graso que hay debajo de la piel. La intervención dura como máximo dos horas y no requiere ningún tipo de hospitalización. La persona puede incorporarse a sus actividades normales en el trascurso de 24 horas. Es una de las opciones más requeridas en los últimos tiempos ya que no genera ningún tipo de trauma ni deja suturas como lo hace la operación clásica que necesita de una mayor recuperación y cicatrización de la piel.

El paciente en todo momento está consciente durante la operación porque no necesita ningún tipo de anestesia durante el proceso salvo el que se le aplica a la piel para el tratamiento. Esto hace que el riesgo quirúrgico de la liposucción laser se elimine por completo en comparación de la técnica tradicional.

liposuccion

Algunas de las zonas a tratar con este tipo de intervención son en el abdomen, las axilas, los brazos, el cuello, la espalda, los glúteos, las piernas y muslos, el pecho y las rodillas o tobillos. Al ser un método que permite precisión, es posible utilizarlo en zonas en las que normalmente no se podría realizar una liposucción tradicional.

En el postoperatorio, el paciente se retira con una venda compresiva en la zona tratada. Durante un par de semana tendrá que llevar una faja o prenda de compresión así como hacer los drenajes manuales que le recomendará el médico cirujano.

La liposucción abdominal

Dentro de las muchas zonas donde se pueden aplicar esta cirugía estética, una de las más populares es en el abdomen.

Su fin es eliminar la grasa que se encuentra alrededor de la cintura y el abdomen haciendo que el paciente pierda talla y se vea mucho más delgado. Sus resultados son a largo plazo, por eso se ha transformado en una de las zonas más requeridas, hasta tal punto que los hombres la solicitan más que las mujeres. En la lipoescultura es muy común retirar grasa de esta zona para usarla en otra parte del cuerpo.

Una vez que la liposucción abdominal ha dado los resultados esperados, el paciente debe acompañar con una vida más saludable haciendo ejercicio y comiendo equilibradamente ya que la grasa podría volver a acumularse en el mismo lugar con el paso del tiempo. El proceso debe ser llevado adelante por profesionales del sector que le indiquen los distintos métodos disponibles en la clínica y le den el asesoramiento adecuado antes y después de la intervención.

Es importante prestar atención a los cuidados que hay que realizar en el post-operatorio ya que son los que le harán eliminar la grasa y por lo tanto mostrar el resultado final de la cirugía.

La liposucción ultrasónica

Si bien la técnica del láser es el método más famoso y menos invasivo, existe otro método llamado liposucción ultrasónica, el último avance médico para reducir grasa excesiva del cuerpo.

Se trata de una técnica en la que una onda ultrasónica a 22.500Hz aspira la célula de grasa. De esta manera en ningún momento se rompen los tabiques de la piel, ni las venas, nervios o arterias. Una vez que se aspira la acumulación de grasa, esta se licúa y se elimina naturalmente. Para la realización de la técnica con ultrasonidos hace falta colocar una anestesia local tumescente debajo de la piel. Este líquido embebe el tejido y produce un estado analgésico y anestésico en la zona de la piel a tratar.

liposuccion ultrasonica

Como cualquier otra técnica, es importante acompañar sus resultados con una vida saludable haciendo ejercicio y comiendo equilibradamente ya que sus resultados no son eternos y es posible que pueda volver a aparecer grasa en la zona tratada.

La diferencia fundamental entre el procedimiento con láser y el realizado con ultrasonidos se basa en la herramienta que se utiliza en el paciente. Sus resultados son muy similares al igual que el postoperatorio.

Para la realización de esta técnica, la persona debe contar con un cuerpo saludable y una piel elástica. No es recomendable hacer una liposucción laser o ultrasónica en mujeres embarazadas y mucho menos en personas que sufren de sobrepeso o problemas cardíacos.

Preguntas frecuentes sobre la liposucción

¿Qué es la liposucción?

Es una operación de cirugía estética que ayuda a esculpir el cuerpo mediante la eliminación de depósitos de grasa en áreas específicas como el abdomen, las caderas, los glúteos, los muslos, las rodillas, los brazos, debajo de la barbilla, las mejillas y el cuello. La grasa se elimina por lo general a través de una cánula ( un tubo hueco) y un aspirador (un dispositivo de succión). No debe confundirse con el procedimiento de lipoescultura.

¿Puede ayudarme este tratamiento si no adelgazo por tener una vida sedentaria?

Este tratamiento no debe ser, jamás, un sustituto de la dieta sana y el ejercicio físico, pero si es cierto que puede ayudarnos a eliminar grasa sobrante que no conseguimos quitarnos de encima con otros métodos.

¿En qué zonas del cuerpo se puede llevar a cabo?

Los lugares más comunes son: la papada, las mejillas, los brazos, el abdomen, los glúteos, las caderas, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los tobillos.

preguntas liposuccion

¿Que personas pueden someterse a esta cirugía?

La cirugía es apta para casi cualquier persona que no puede obtener el aspecto físico deseado tan solo con una dieta sana y ejercicio. Es necesario que el paciente tenga una buena elasticidad de la piel, y que no esté buscando el perder grandes cantidades de peso en muy poco tiempo. Los pacientes que tienen un índice de grasa corporal mayor de entre un 30% y un 50% deben ser sometidos a esta operación en dos o más etapas. Los pacientes que tengan un índice de grasa mayor del 50%, deben buscar otros remedios alternativos a la liposucción como pueda ser la cirugía bariátrica.

¿Es esta operación adecuada para mí?

Si estás pensando en someterte a una operación de este tipo, debes tener expectativas realistas sobre lo que este procedimiento puede hacer por ti. Es importante entender que, si bien la liposucción puede mejorar tu apariencia y la confianza en ti misma, no cambiará necesariamente tu apariencia para que coincida con tu ideal o el de otras personas. Así que, antes de decidir a hacerte la cirugía, por favor, piensa cuidadosamente en tus expectativas, y no dudes en ponerte en contacto con su cirujano plástico o médico de cabecera para más información.

Los mejores candidatos para este tipo de operación son personas de peso normal con piel firme y elástica, y que tienen bolsas de exceso de grasa en ciertas áreas. Para someterte a esta operación, debes estar físicamente saludable. Puedes plantearte también la operación de lipoescultura que es una buena alternativa a la técnica tradicional.

Este tipo de intervención conlleva un mayor riesgo para las personas con problemas médicos tales como diabetes, problemas coronarios o enfermedad pulmonar significativa, mala circulación sanguínea. También está contraindicada para todas aquellas personas que han pasado por una operación quirúrgica hace poco tiempo, como pueda ser un aumento de mamas o un lifting facial.

En todos los casos no debe olvidar que se trata de una cirugía y que por lo tanto debe hacerse en un quirófano y no en una sala que no cuente con los requerimientos necesarios para su habilitación. Lo mismo con el profesional que lo atienda, no puede ser una esteticista sino que tiene que ser un médico cirujano especializado en estética. Un centro profesional siempre le hará exámenes médicos previos a realizar cualquier tipo de intervención en su cuerpo sin importar cuál sea el tipo de técnica elegida para ello.